Nuevo SER drive de 5800 kW supera las pruebas FAT

Recientemente, se han llevado a cabo con éxito las pruebas de un nuevo SER drive que pronto será instalado en una planta de concentración de níquel en Zambia. El nuevo equipo estará encargado de controlar el motor de un molino SAG de 5800 kW, dotando al sistema un control de velocidad variable. Esta actualización tecnológica traerá consigo una serie de beneficios significativos en comparación con el método de velocidad fija:

  1. Aumento de la capacidad de procesamiento del molino: Gracias al control de velocidad variable, se optimizará el rendimiento del molino, lo que resultará en un aumento notable en la capacidad de procesamiento. Esto significa que la planta podrá manejar mayores volúmenes de material en menos tiempo, mejorando así la eficiencia operativa y la productividad general.
  2. Reducción del costo energético: La capacidad de ajustar la velocidad del motor según las demandas específicas de procesamiento permitirá una gestión más eficiente de la energía. Al adaptarse dinámicamente a las condiciones de carga y a los requisitos de producción, se evitará el desperdicio de energía, lo que se traducirá en importantes ahorros en los costos operativos relacionados con la energía eléctrica.
  3. Incremento en la vida útil de los revestimientos del molino: El control de velocidad variable juega un papel crucial en la preservación de los revestimientos del molino (liners). Al ajustar la velocidad para mantener un funcionamiento óptimo, se reducirá el desgaste excesivo de los revestimientos, prolongando así su vida útil y minimizando la necesidad de costosas reparaciones y reemplazos.

Estamos orgullosos de presenciar cómo cada vez más clientes confían en la tecnología más avanzada y rentable para sus operaciones de molienda. Este avance representa un paso significativo hacia la mejora continua y la excelencia en el sector industrial.

 

Noticias Relacionadas